Teatro comunitario

Si de prácticas “alternativas” e independientes se trata, a continuación tendrá una invitación ineludible: la productora Pisando Pisando Pliegos (www.pisandopliegos.com) presenta el largometraje documental sobre teatro comunitario “Contra viento y olvido”.

ESTRENO DEL LARGOMETRAJE DOCUMENTAL

“CONTRA VIENTO Y OLVIDO”

Teatro Comunitario.

Red regional Sur.

Entrada libre y gratuita

Pisando Pliegos estrena en la Ciudad de La Plata “Contra viento y olvido”, largometraje documental sobre Teatro comunitario, enfocado en siete grupos de la Red Regional Sur.

La cita será el lunes 9 de Agosto en el Espacio INCAA Km 60, Cine Select del Pasaje Dardo Rocha (calle 50 e/ 6 y 7) a las 20 hs.

“Contra viento y olvido” es un largometraje documental que intenta reflejar el espíritu crítico y lúdico de un teatro de vecinos- para vecinos llamado teatro comunitario. Los distintos grupos construyen una obra teatral que cuente su propia historia, a través de los relatos, anécdotas y testimonios de los vecinos. Por medio del ejercicio de la memoria colectiva se reflexiona sobre la propia identidad, trayendo el pasado a la luz del presente, para poder pensar el futuro.

El documental se centra fundamentalmente en la práctica de siete grupos de la región que pertenecen a la Red Regional Sur, y utiliza tanto testimonios de vecinos-actores como de referentes especialistas en el tema. Busca así convertirse en una herramienta de difusión y reflexión sobre la práctica del teatro comunitario, que genere una nueva mirada, para que este fenómeno artístico y social atraviese fronteras y pueda no sólo darse a conocer, sino también germinar en horizontes más lejanos.

Pisando Pliegos es un grupo Interdisciplinario (Video, Danza, Teatro) nacido en la esta ciudad en el año 2004. Por él han pasado más de 40 artistas y técnicos platenses y, desde su creación, viene desarrollando una prolifera actividad artística, participando en diversos festivales nacionales e intencionales. “Contra viento y olvido” es su primer documental.

“CONTRA VIENTO Y OLVIDO”

Lunes 9 de Agosto – 20 hs.

Espacio INCAA Km 60, Cine Select

Pasaje Dardo Rocha

(50 e/ 6 y 7)

Entrada libre y gratuita

FICHA TÉCNICA

Guión y dirección: Jorge Zanzio

Producción periodística: Raúl García Torres / Clarisa Fernández

Cámara: Lucio Zanzio / Jorge Zanzio

Edición: Nicolás Piñero

Foto fija: Sebastián Losada

Diseño: Celina Carelli

Producción Pisando Pliegos

http://www.pisandopliegos.com

SE AGRADECE SU DIFUSIÓN

Contacto para notas:

Jorge Zanzio

(0221) 4825580

Lucio Zanzio

(0221) 155465081

El arte de los márgenes y la espectacularización de los medios

¿Cómo congeniar dos corrientes opuestas? ¿Cómo tomar aquello que es considerado marginal, atrapado en los pliegues, sumido en las sombras? ¿Cómo es el proceso de legitimación de una práctica artística que aún hoy, luego del “Fin del arte” propuesto por Danto, cuando las “Venas abiertas” del arte tienen los brazos dispuestos a cobijar el arte de los pliegues, continúa relegándose en el ámbito artístico?
¿Qué papel juegan las instituciones, el Estado, los subsidios, las organizaciones, en la legitimación de una práctica que surgió como alternativa, justamente a ese poder?
¿Cómo puede una experiencia que nació por la propia voluntad de juntarse y “hacer”, convertirse en uno más de las ofertas de la industria cultural? ¿Cuál es/ sigue siendo, entonces, su valor?
¿Qué rol juegan los medios en este escenario de múltiples entradas y salidas? ¿Puede la espectacularización propia de los tiempos de hoy, llegar a convertir al arte en un entretenimiento más de las nuevas tecnologías? ¿Tenía razón Walter Benjamin, cuando hablaba de la pérdida del “aura” de la obra de arte por medio de la reproducción?

Tal vez sea importante recordar las palabras de Jorge Dubatti cuando en un libro titulado “Teatro, memoria e identidad” se pregunta ¿qué es el teatro hoy? ¿a qué se llama hoy teatro? ¿es todo, entonces no es nada? y retrata impecablemente la borrosa frontera que ha trazado la espectacularización de los medios, la política y la actividad artística…

Más preguntas que respuestas, pero que no dejan de hacernos pensar en esto de lo alternativo, y hasta dónde, cómo, de qué forma, se inserta en un mundo que se parece cada vez más a un universo representado por un ordenador virtual.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La crítica… y su autocrítica a la hora de mirar otras artes
El teatro comunitario bajo la lupa

Transformación social, incidencias en los lazos con la comunidad, trabajo con instituciones, organización horizontal, asambleas, discusiones multitudinarias…
La dinámica que propone el teatro comunitario, muchas veces transporta la mirada desde las puestas en escena y su contenido estético hacia “lo social”, hacia el sentido de comunicación que despierta la práctica.
Richard Schechner, en su libro “Performance y prácticas interculturales” (2005), comenta en uno de los capítulos titulado “El teatro que se cree”, que todas aquellas experiencias teatrales en donde los actores actúan de ellos mismos, o representan parte de su historia como comunidad, dejan de lado la cuestión estética, es decir, le restan prioridad a la hora de organizar el espectáculo.
¿Será esto cierto en el teatro comunitario argentino? ¿En todos los casos o sólo en algunos? Algunos grupos como el reconocido internacionalmente Catalinas Sur, o el Teatral Barracas, han desarrollado un nivel de calidad en sus puestas que nada tienen que envidiarle a las grandes producciones. Pero no todos los grupos siguen este rumbo, sino que más bien se diversifican en caminos bien diversos…
Entonces.. ¿a qué va la crítica en este teatro? Eso dependerá, seguramente, del criterio de aquel que escriba, del lugar en donde ponga la lupa y profundice la mirada. Tal vez sea todo un desafío para un crítico de arte escribir sobre estas experiencias, en donde los fines no siempre tienen que ver con cuestiones ligadas al espectáculo.
Parte del desarrollo de una crítica que reflexione sobre sí misma es abrir el panorama hacia toda clase de prácticas artísticas, en donde las reglas del juego pueden cambiar, y plantear nuevos desafíos.

Red Regional Sur de teatro comunitario

Por qué teatro comunitario en Poneoneloff Festival

Un Festival que active y ponga de relieve las artes que yacen al costado del río, por fuera, y en los pliegues del circuito artístico comercial, impulsa necesariamente a un planteamiento profundo de la concepción de arte. Se sostiene aquí una visión que se basa fundamentalmente en la apertura, en la integración y la difusión del arte de los márgenes. El arte que está en la calle, en espacios no convencionales, que involucra artistas no profesionales, como el vecino del barrio, de edades diversas, una heterogeneidad de pensamiento y accionar. Fusión e interacción de múltiples pensamientos.
Esta idea de permanecer en “el afuera” permite no sólo el encuentro de diversas disciplinas, sino también la inclusión de voces acalladas, deslegitimadas por los medios de comunicación, sumidas en las sombras. Como fenómeno artístico y social, el teatro comunitario continúa siendo (con ínfimas excepciones), una manifestación del barrio y la calle. Compuesto por actores no profesionales conforma un movimiento que se ha multiplicado a nivel nacional, aportando nuevos elementos estéticos, narrativas y recursos al campo del teatro. Comparte características con el teatro callejero de los años 80, y sus antecedentes pueden rastrearse en varias experiencias nacionales y extranjeras. Sin embargo, al día de hoy sigue teniendo particularidades únicas, lo que puede sintetizarse en la idea de que permanece en constante transformación, adquiriendo características propias en cada lugar en donde se manifiesta.
Los vecinos construyen así un relato basado en sus propias experiencias, cuentan la historia de su barrio, ciudad o pueblo; la producción de obras de teatro de creación colectiva ponen en on procesos de activación de la memoria otrora dormidos, generan ruido en las bases de una identidad compartida, desdibujada por el aislamiento y la fragmentación social. El teatro comunitario genera un movimiento social de lazos que se reanudan con un proyecto político de transformación. Como actor principal la clase media, como propuesta un ida y vuelta con el público seducido a participar de una iniciativa que motiva a la creatividad, despierta del letargo y divierte.
Por todos estos elementos el teatro comunitario tiene un lugar en Poneonel off Festival, abriendo una beta distinta sobre cómo pensar el teatro, provocando y cuestionando. Permanece en los rincones, los pliegues de la cultura, en un sentido concreto de romper con lo convencional (circuito comercial, escenario a la italiana, subversión de roles, participación abierta, cooperativismo, solidaridad) en su objeto último: no busca el éxito en los rankings, sino en un despertar de conciencias para el cambio social.

Clarisa Fernández

LA LUCHA POR EL ESPACIO ARTISTICO
El teatro comunitario y su “espacio”
En la búsqueda por establecer la propia mirada sobre lo que debería ser el arte, cuáles deberían ser sus rumbos, sus objetivos (si es que los tiene), cada disciplina, manifestación artística o práctica del arte limita espacios, sitios de acción y propuestas a futuro territorializadas. Las disputas por convertir a esos espacios o lugares en herramientas de difusión de su proyecto político conlleva un uso particular, una forma de concebir al espacio no sólo como un lugar físico, delimitado por paredes y pisos, sino también simbólica.
En el caso del teatro comunitario es necesario reflexionar sobre el espacio, pero siempre a la luz de la característica propia de esta propuesta estética, es decir, su carácter de comunitario. Indefectiblemente este concepto implica una visión de construcción colectiva, que involucre a todos sus miembros, con participación abierta y no condicionada por factores de ningún tipo. Esta dimensión del hacerlo entre todos remite a un proceso, una forma de entender la acción de modo horizontal en su funcionamiento interno, su lógica de acción. En la toma de decisiones, la elaboración del guión, la propuesta estética, entre otras cosas, existe un acuerdo que estará finalmente en manos del director, pero cuya génesis fue colectiva. Si estamos hablando, entonces, de una práctica cuyo elemento singular reside en lo comunitario, Es importante el lugar en donde se desarrolla? Cambia su esencia, la idea de un arte hecho por la comunidad, si la puesta es en una plaza o en un teatro, en la calle o en un edificio? Si el criterio que tomamos para definir este tipo de teatro reside es su producción colectiva, no.
Ahora bien, mucho se ha escrito sobre los alcances que puede tener esta práctica en la modificación del espacio, en lo que se refiere a la reapropiación de lugares abandonados que vuelven a tomar vida por ser re-utilizados. Y esta es una dimensión que no podemos ignorar, porque como ha sucedido en pueblos como Patricios o Sansinena, que mantenían un lazo fuerte con lugares como la estación de tren o los clubes de barrio, el teatro comunitario logró generar un despertar en torno a esos lugares, reimprimiéndoles un nuevo valor simbólico y material.
Podemos, entonces, reconocer que la práctica en sí no se reduce a la utilización de un espacio particular. Los grupos pueden continuar con su labor comunitaria en espacios disímiles y no por eso pierden su condición comunitaria. Sin embargo existe también una dimensión transformadora que se extiende más allá de las particularidades de los vecinos-actores, alcanzando al espacio físico, que ya no volverá a ser el mismo después de la puesta. Reconocemos así estos niveles de cambio en el espacio que se complementan y entrecruzan, complejizando el concepto de espacio, abriendo puertas para analizarlo desde diversas perspectivas.

¿Qué piensan los protagonistas del teatro comunitario sobre su práctica?
Las voces de los actores…

A continuación, las voces de los vecinos actores cuentan qué significa el teatro comunitario para ellos. Las márgenes al centro.
Sansinena es un pueblo ubicado al noroeste de la Provincia de Buenos Aires, en el Partido de Rivadavia. Eminentemente rural, cuenta con 350 habitantes, de los cuales aproximadamente 60 pertenecen al grupo de Teatro Popular de Sansinena…

Celia Amione (83 años)
“Me enganché porque vino María Emilia a invitarme a la obra de La Zapatera, y me gustó y seguí yendo y siempre me vienen a buscar, me llevan y me traen. Me hace bien porque me entretengo, y me gusta tratarme con la gente y conversar. Yo estoy sola entonces me gusta estar con la gente. Y mi más amiga es Yolanda, la abuela de Darío. Tengo mi familia en América, pero me siento bien en Sansinena, en el grupo, la gente es muy buena, yo los aprecio mucho, y somos todos unidos.”

Darío Fernandez (23 años)“Y el papel que más me gusta es de vecino-actor, que es lo que más nos gusta a todos. Compartir con los vecinos. Somos 400 y pico de habitantes en Sansinena, y muchos de nosotros no nos conocíamos del todo, sabíamos nombre y apellido pero no como personas íntegras. Y nos empezamos a conocer más a partir de esta experiencia de teatro. Sabemos cuáles son los gustos del vecino de la vuelta, constituimos más que un pueblo una gran familia.”

Nelda (63 años) abuela y bisabuela“Fue una algo más, algo que estaba dormido, llegó María Emilia y el pueblo cambió. Hubo un cambio general en todo, el pueblo está muy lindo. Era algo que nos faltaba, algo para hacer, somos todos gente grande y a veces no sabés que hacer. Yo y otra hermana nos quedamos en el pueblo, los demás se fueron, somos 10 hermanos. El grupo va a seguir creciendo, hay dificultades como en todos los grupos, pero son cosas sin importancia, que pueden salir adelante. Es una trayectoria que nos ha dado mucha alegría. Hicimos dos obras muy lindas.”

María Emilia de la Iglesia (27 años)“Yo soy María Emilia de la Iglesia, soy la directora del grupo de Teatro Popular de Sansinena, que estamos trabajando desde el 2006. Yo soy egresada de la Escuela de Teatro de La Plata y comunicadora social. La idea es ver que había algo que estaba faltando en el pueblo, y volver a tomar el ritual del teatro en el pueblo. Porque el teatro había sido muy importante, y una muestra de eso son los clubes que tienen un escenario a la italiana, que son muy grandes, donde la gente se juntaba y hacía un montón de actividades teatrales. Entonces había una herencia de eso, en la memoria de la gente estaba el tema del teatro pero hacía, en el caso de Sansinena 17 años que no se hacía teatro, y en caso de González Moreno hacía 15. Que no había grupo de teatro. Una cosa que siempre se sostuvo fue la gente que por ejemplo para la fiesta de la escuela, para otra fiesta se viste y hace algo. Eso sí se mantuvo. Mi viejo había sido el último director de teatro en Sansinena, entonces lo primero que hice fue, además de hacer una convocatoria general, convocar especialmente a los últimos actores que habían actuado con mi viejo. Eso era teatro vocacional, porque empezamos con Los Árboles mueren de pie, una obra tradicional de Casona, pero ya el armado y la idea siempre fue comunitaria, si bien el texto no era de creación colectiva, la gente se juntaba, se armaba la escenografía, se llevaba torta, se contaban cosas. No se hablaba en la obra del tema de la historia del pueblo, pero estaba presente todo el tiempo, porque se juntaban y hacían un montón de cosas. Yo estaba viviendo en La Plata, entonces viajaba y nos juntábamos los fines de semana. Primero empecé viniendo una vez al mes, después ya cada quince días y después una vez por semana.”

Edith Carmen Bello (62 años)
“Soy coordinadora del grupo de Sansinena, y ayudo con la coordinación general del partido de Rivadavia. Cuando María Emilia que es la directora, va a los ensayos en otros pueblos, la acompaño y la ayudo con el armado de la obra del bicentenario. Me gusta ser parte del teatro porque puedo sacar lo que yo quiero de adentro, y crear un personaje, que me encanta. Tengo muchos amigos, con Darío nos reímos bastante. Me hace sentir bien. Pero hago teatro de hace muchos años, primero el tradicional y ahora con el comunitario. Me gusta la fuerza que tiene porque no es lo mismo decir algo uno solo que decirlo treinta o cuarenta personas, cantando o algo así. Confieso que soy malísima cantando pero estoy mejorando…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s